CONÉCTATE CON NOSOTROS

chetumal

EJIDATARIOS DE MOROCOY NO ASISTEN A LA MESA DE DIÁLOGO

Published

on

Los representantes del Ejido Morocoy no asistieron a la reunión convocada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para conocer la inconformidad del núcleo agrario, que desde el pasado lunes instalaron una caseta de cobro improvisada en la carretera de acceso a la zona arqueológica de Dzibanché-Kinichná.

Margarito Molina Rendón, delegado del INAH en Quintana Roo dijo que desde el pasado lunes, envió un oficio a la directiva del ejido, en busca de entablar una mesa de negociación y diálogo, pero desafortunadamente, no se presentaron ayer miércoles a las oficinas del instituto.

“La carretera es estatal y lo que más nos preocupa es que el núcleo agrario caiga en la ilegalidad, al impedir el libre acceso en la vía, es por eso que nosotros insistiremos en entablar lo más pronto posible una mesa de diálogo y conocer con certeza su inconformidad y demandas”.

Señaló que hace tres años, el núcleo agrario manifestó su interés en que la empresa Aviomar, que lleva turistas desde Mahahual a Dzibanché-Kinichná, les pague dos dólares por persona, y sin tener algo que ver con la empresa, se hicieron los contactos necesarios para que planteen a la empresa privada su interés.

La reunión se llevó a cabo y el representante de la empresa aceptó efectuar el pago de dos dólares por persona, pero también preguntó qué ofrecerá el ejido a cambio de ese pago.

Entre las opciones que se plantearon fue que los ejidatarios se organicen y tengan un plus para ofrecer al turismo, ya sea artesanías, algo práctico o cultural.

Molina Rendón agregó que el INAH les ofreció el pequeño espacio del museo en el lugar para que los ejidatarios ofrecieran ese plus a los visitantes, a cambio de los dos dólares que pretendían recibir.

Ejidatarios de Morocoy no asisten a la reunión con el INAH

Desafortunadamente, la pandemia detuvo toda la actividad turística y la empresa Aviomar dejó de llevar turistas de Mahahual a Dzibanché-Kinichná, así como las negociaciones entre la empresa y los ejidatarios de Morocoy.

Enfatizó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) prepondera el diálogo, por lo que está abierto para retomar todos los temas que se quedaron pendientes antes de la pandemia.

Precisó que a la zona arqueológica de Dzibanché-Kinichná ingresan en promedio unas 30 personas al día, de las cuales no todas pagan boleto, algunas por ser estudiantes o personas con discapacidad, entre otros.

Continue Reading
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

Trending


© 2020 Cronica Quintanarroense - Todos los Derechos Reservados