CONÉCTATE CON NOSOTROS

chetumal

SUBIRÁ EL PRECIO DE LA TORTILLA

Published

on

Chetumal- Aun considerando que un nuevo ajuste en el precio del kilogramo de la tortilla disminuye las ventas y afecta directamente la economía de cientos de familias, los productores de masa y tortilla se están viendo obligados a incrementar los precios hasta por un peso más, para poder mantener la operatividad de sus establecimientos y no cerrarlos.

Así lo externó Julio Durán Sánchez presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Masa y la Tortilla en el estado, quien además dijo que este sector está atravesando por un panorama crítico, debido al constante aumento en los costos de los insumos que utilizan para la realización de este alimento y la falta de apoyo por parte del gobierno federal, que no ha podido frenar los abusos de los grandes industriales y que originan esta situación.

“Hay mucha probabilidad de que se incremente el precio de la tortilla aquí en el sur hasta a 23 pesos, pues las empresas harineras siguen con alza en sus precios y el gobierno federal no ha podido frenarlo, algunas tortillerías ya hicieron sus ajustes desde hace una semana y otros lo harán a partir del día 1 de febrero; definitivamente que sí va a repercutir en las ventas, porque cada que hay un nuevo ajuste estas disminuyen, pero si no hacemos un balance en el costo de los productos la verdad no vamos a poder salir adelante, hemos intentado por todos los medios mantener los precios pero ya es imposible.”

Mencionó que actualmente, en el 92% de las tortillerías ya se maneja a 22 pesos el kilogramo de la tortilla y son pocas las que por estrategia comercial mantienen el precio a 20 pesos, pero a la larga todas recurrirán a ofrecer el kilogramo a 23 pesos, que sigue siendo el precio más bajo en el estado y aunque en el norte ha alcanzado entre 24 y 25 pesos, estos precios están por debajo de los que ya se registran en varias partes del país.
“Son muy pocas las que siguen ofertando su producto en 20 pesos y que en poco tiempo tendrán que hacer sus ajustes y quedarnos en 23 pesos, que aún así sigue siendo el precio más bajo en el estado y hasta en el país donde el kilogramo de la tortilla ha alcanzado hasta 30 pesos; sabemos que esto siempre impacta la economía de muchas familias, pero si no lo hacemos nos veremos obligados a cerrar los establecimientos porque ya es una actividad que no es rentable.”
Señaló que a partir de febrero, la tonelada de harina costará 800 pesos más sin importar la marca, lo que significa que el aumento lo seguirán absorbiendo las tortillerías que no hagan los ajustes y que los llevaría incluso, a operar en números rojos, además del alza en el valor de la materia prima como es el caso del agua, el gas, la energía eléctrica y el maíz como principal insumo.
Desde el 2020 y en plena pandemia, los industriales de la harina han estado registrando incrementos excesivos, lo que ha traído como consecuencia que un 20% de estos negocios en la entidad, bajarán sus cortinas de manera definitiva. (Fuente: Cambio 22)

Continue Reading
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

Trending


© 2020 Cronica Quintanarroense - Todos los Derechos Reservados